Los fundamentos de la creatividad.

Etimologicamente la palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer; por lo que se podria decir que es el engendrar esa idea mas alla de lo que todos ven, crear algo que no es como cualquiera lo podria pensar, es tener ideas “mas grandes”. Sin embargo esta idea general de que para que algo sea creativo tiene que ser algo impresionante-tendemos a  reconocer como creativas a ideas que sean innovadoras- puede afectar nuestras ideas cuando queremos ser creativos, sólo por el hecho de serlo y no respondiendo a lo que la situación requiere. 

Para que algo sea en verdad creativo debe ser novedoso y útil a la vez. Debe satisfacer una necesidad y agregar valor a una situación. Esto significa que debemos entender completamente lo que la situación requiere antes de comenzar a crear.

Todos somos creativos en diversos grados y en diferentes pasos del proceso creativo. Debemos reconocer nuestras capacidades y potencial para asi ser más conscientes, creativos y efectivos. No se tarata  ¿Qué tan creativos somos?, sino ¿De qué forma somos creativos? Tomemos en cuenta bien el estilo creativo de cada persona en vez de su nivel de creatividad.

En la medida que practiquemos la creatividad y desarrollemos nuestras habilidades mentales, más creativos llegaremos a ser. Asi como cuando  entrenamos para transformarnos en mejores deportistas ,por ejemplo, así sucede con nuestra mente…podemos transformarnos en pensadores más rápidos, fuertes, claros y más creativos mediante la práctica deliberada de procesos y herramientas.  🙂

 

 “La creatividad es muy importante en la vida: te da diversidad. Si eres creativo, pruebas diferentes maneras de hacer cosas y cometes muchos errores también. Pero si tienes valentía de continuar a pesar de tus errores, obtendrás la respuesta”

Bill Fitzpatrick, pintor

El trabajo creativo es muy duro, y algún tipo de autoengaño resulta necesario, aunque solo sea para ponerse manos a la obra. Para empezar, debes creer que aquello que acometes va a salir bien. ¡Y ocurre tan a menudo que no es así! He hablado con novelistas, directores de orquesta, pintores… De modo infalible, todos admiten que el autoengaño es importante en su trabajo. Quizá una expresión mejor sea “creer en lo que haces“. Pero yo tiendo a ser un poco más cínico, y lo llamo “autoengaño”.

Sidney Lumet

 

 

 

CreativityTry.jpg Creativity image by Bizzybox

 

Photobucket

Photobucket

 

http://www.formes-vives.org/blog/images/bibliotheque/zammit/blexbolex/blexbolex-1.jpg

 


About this entry